jueves, 19 de junio de 2008

Latinoamérica para los extranjeros

En el siglo XIX y después de perder la guerra contra Estados Unidos se forzó la venta de más de la mitad de nuestro territorio a los gringos, los cuales se quedaron con California, Nuevo México, Arizona y otras tierras más; gracias a Antonio López de Santa Anna. Pocos años después explota la fiebre del oro en esa región.

Ahora en el 2008, China compra una montaña llamada "Monte Toromocho" a Perú en 3,000 millones de dólares, a lo cual el gobierno peruano esta muy complacido, pero mucho más los chinos. El monte esta compuesto casi completamente de mineral de cobre y se convertirá en la mayor mina de ese metal en el mundo, pues se estima que hay casi 2,000 millones de toneladas del mineral en él. ¿Por qué están tan complacidos los chinos? Pues para la empresa que lo explotará, cada tonelada de cobre extraída del monte le costará 420 dólares, contrastando con el precio en el mercado de metales: ¡más de 8,000 dólares por tonelada de cobre! Hagan sus cuentas.

Y mientras los habitantes de los alrededores piensan que la indemnización es irrisoria para el presidente es un buen negocio, pues dicen que así obtendría apoyo político de China. Lo mismo que Santa Anna en el pasado, cuando se aprovechó de las ganancias de la venta de territorios para beneficio personal y para perpetuarse en el poder como dictador; cosa que, sin embargo, no garantizó los derechos de los mexicanos residentes en esos territorios. Latinoamérica no crece por la ambición de sus "líderes".

El negocio de los chinos me lleva a un cuento:

Se cuenta que unos chicos mayores le tomaban el pelo a otro más pequeño. Le ofrecían una moneda de cinco céntimos y una de diez, dándole a elegir entre las dos y quedarse con la que él quisiera. El pequeño siempre elegía la de cinco "porque era más grande". Los mayores le daban la moneda y se reían de él por ser tan ingenuo.

El juego se repetía una y otra vez y en todas las ocasiones el pequeño elegía la moneda de cinco centavos "porque era más grande", y los mayores siempre se la daban mientras se reían de él.

Un profesor que se dio cuenta de lo que estaba pasando, sintiendo pena del pequeño, le preguntó: ¿Es que no sabes que la moneda de diez centavos vale más?

-Por supuesto- contestó el niño
-Y entonces ¿Por qué sigues eligiendo la de cinco?- le preguntó el profesor
-Porque si escojo la de diez ya no me ofrecerán más dinero.

Nota: el post NO es un piedrazo a la reforma petrolera mexicana ;)

4 comentarios:

GCamacho dijo...

Esto me recuerda una canción que se llama "Spatial Architechs".
Mi conocimiento sobre política y economías es nulo por lo que no daré un juicio acertado y me reservo una temprana opinión. Pero parece malo...

Cerebro dijo...

Pues el pez gordo siempre se come al pez chico.

Arturo Servin dijo...

Me recuerda a lo de los espejitos por oro. Aunque aqui creo que es mas corrupcion que otra cosa. Me pregunto cuanto de ese dinero vera el pueblo de Peru y cuanto se ira a los bolsillos de los funcionarios de gobierno

Alex dijo...

Pues parece que mas que nada a los que viven en los alrededores de la montaña, segun la nota seran reubicados con una indemizacion de 2,000 dolares + la promesa de una nueva casa. Algunos dicen que es preferible a las casuchas pequeñas que tienen actualmente pero otros que es injusto. Aun asi parece que es mas beneficio para el presidente de Peru.


Creative Commons License
Bitácora de Alex by José Alejandro Manuel Garcia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 México License.