martes, 13 de enero de 2009

La tenencia, ese impuesto injusto

Todos los años durante los primeros 3 meses los propietarios de vehiculos deben pagar ese impuesto denominado tenencia, que ha sido duramente críticado por la sociedad; el argumento actual es que no puede eliminarse hasta que no hayan recursos para destinar a los estados.

La tenencia se originó en los años 60s, se dice que se estableció con el pretexto de solventar los gastos de los Juegos Olímpicos de 1968 en México; sin embargo, se aprobó incluso antes de que formalizara la candidatura para organizar el evento deportivo. El nuevo impuesto se recaudaría durante 2 años y se obtuvo un monto de 2,198 millones de pesos de la época; pero entonces el gobierno federal sólo destinó 710 millones de pesos para la organización de los juegos, por lo que el gobierno vió que el impuesto era demasiado jugoso como para suspenderlo, porque nadie se resiste a un cañonazo de millones de pesos.

Desde entonces se han incluido nuevos vehiculos a este canon, como yates, aviones y motocicletas, con lo cual año con año se ha incrementado el dinero recaudado (en el 2007: 19,235 millones de pesos) que van a parar a los estados y municipios. Y si pensabamos que la tenencia es inconstitucional pues nuestros magistrados nos han aclarado que la tenencia no es un impuesto por poseer un vehiculo, sino por su uso y así financiar el mantenimiento de calles y carreteras donde circulan los vehiculos, por lo que es totalmente legal y necesario.

En muchos blogs se han ido con la finta que la tenencia desaparecerá en el 2012 como parte de las promesas de campaña de Felipe Calderón, pero éste mismo ha dicho que los estados deben encontrar una manera de cobrar un impuesto local para los vehiculos; asi que realmente no desaparecerá la tenencia sino se transferirá el control del cobro a los estados, solo perderá su caracter de impuesto federal.

Asi que los gobiernos estatales ya se encargarán de sustituir el pago, en Tabasco los desastres por la inundación del 2007 será el nuevo pretexto. Aqui hemos visto en estos dias interminables filas para hacer el pago, retrasos e inasistencia de los burócratas. Además que el proceso de reemplacamiento y exigencia de seguro para pagar el impuesto no ha sido transparente, se presenta nepotismo y tráfico de influencias en las empresas que participan alli.

Asi que no nos ilusionemos mucho con el 2012, donde seguramente llegarán candidatos populistas de todos los partidos queriendo darle un nuevo significante a ese tributo que año con año exprime el bolsillo de los contribuyentes.

2 comentarios:

Ramón Mier dijo...

“Nata es tan permanente como un programa de gobierno temporal” - Milton Friedman

Cerebro dijo...

Es uno de los impuestos mas ridículos.

Siempre las clases medias somos los que mas sufrimos con los impuestos. Nosotros subsidiamos a los millonarios y a los tiangueros piratas.


Creative Commons License
Bitácora de Alex by José Alejandro Manuel Garcia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 México License.